Armarios en buhardilla, una buena idea de almacenamiento

¿Conoces las posibilidades de almacenamiento de colocar armarios en buhardillas? Las viviendas que tienen la última planta abuhardillada, o los áticos, tienen en el mercado inmobiliario una gran demanda. Quizás sea por la independencia que ofrecen al ser el espacio final de las edificaciones. 

Sus techos inclinados aportan una sensación de calidez y confort que no dan el resto de los inmuebles. Además, las posibilidades decorativas que ofrecen, tanto por su distribución como por la luz que reciben, son un reto para deleite.

Pinterest

Cómo amueblar una buhardilla

A la hora de amueblar estas estancias, no sirven las medidas estándar del mobiliario de uso más frecuente. Por tanto, hay que buscar profesionales que sepan, por ejemplo, cómo hacer un armario abuhardillado. El objetivo será aprovechar hasta el último centímetro cuadrado del espacio que ocupe y al que es difícil dar otro uso.

Uno de los hándicaps que presentan estas áreas, es el de montar un sistema de armarios y roperos que faciliten la organización. Esto no es algo baladí, ya que el orden en cualquier casa es imprescindible y toca muchos frentes

No solo hay que pensar en los dormitorios, puesto que este tipo de tejados abuhardillados, además de influir en dónde guardar la ropa, lo hacen también en como hacerlo con muchos otros útiles.

En una estancia abuhardillada no se cuenta con una altura similar en todos los puntos de una estancia, como ocurre en las de techo plano; y para poder solventar este inconveniente es interesante conocer la oferta de mobiliario que ya se fabrica de manera específica para la peculiar arquitectura de estos espacios. 

De esta manera, y si no se es un especialista, resulta más fácil orientarse y encontrar un referente a seguir; dado que la mejor solución, sin duda alguna, pasa por adquirir armarios para buhardillas hechos a medida.

Pinterest

Por qué valorar colocar armarios en buhardillas

Los armarios bajos para buhardillas no tienen por qué verse como un simple hueco de almacenamiento con puertas correderas, ya que si se cuenta con un equipo de interioristas, apoyados por tecnología 3D, se logran espacios tan funcionales y bonitos como los de una estancia no abuhardillada. 

Tipos de armarios para techos inclinados

Los armarios que se fabrican para ser usados es espacios bajo pendiente cuentan con una serie de características especiales que los hacen accesibles y útiles. Al estar en zonas “difíciles» se busca la facilidad de cara a su uso continuado.

  • Armarios extraíbles de buhardilla: Este tipo de muebles suelen estar encuadrados dentro conjuntos modulares. Cuentan con el beneficio de que pueden desplazarse a otras zonas donde se requiera su empleo en cualquier momento y con facilidad. Un claro ejemplo son las cajoneras con ruedas que visten el interior de estos armarios o los percheros, conocidos como burros, donde se cuelga la ropa.
  • Armarios empotrados: Al igual que el resto de este tipo de armarios, se utilizan para sacar el mayor partido al espacio disponible. A diferencia de los anteriores, al contar con puertas correderas, no dejan ver lo que hay en su interior. Suelen ser de un estilo minimalista en cuanto a su aspecto exterior, pero por dentro pueden albergar todo tipo de combinaciones de baldas, barras o cajoneras que logran un espacio operativo sin desperdiciar el más mínimo resquicio.

Al ser muebles hechos a medida es posible encontrar otros muchos otros tipos, pero lo importante es saber escoger el idóneo teniendo en cuenta, además del gusto de cada uno, cuál va a ser su utilización y el lugar que debe ocupar. 

Pinterest

¿Cómo se fabrican este tipo de muebles?

Aunque la tecnología es básica para su elaboración, la parte artesanal y creativa no deja de tener una gran relevancia. Sin el conocimiento sobre herramientas, materiales, funcionalidades y diseño es imposible crear un objeto tan personalizado como debe ser un mueble armario.

Respecto a la primera, hay que resaltar que no es solo útil respecto a mediciones exactas, sino que también permite ver en tiempo real cómo quedaría el mueble una vez instalado en el sitio para el que se necesite.

Tener unos armarios en la buhardilla, funcionales y al gusto de cada uno, no es problema alguno, ya que “vestir» una vivienda de estas características no supone más que el dar con los profesionales del mueble más adecuados.

Los áticos, buhardillas y altillos tienen tras de sí grandes historias que les dan un aire entre lo bohemio y lo misterioso, lo que los hace aún más apetecibles aun si cabe.  Por ello habitar una estancia así y bien amueblada y puede considerarse hoy en día todo un privilegio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Archivos