Cómo hacer un Vestidor en tu Habitación aprovechando los Espacios

Disponer en casa de una habitación con vestidor es una clara ventaja para tener ropa y accesorios de manera perfectamente organizada y con espacio suficiente para elegir y vestirte en cada ocasión. Pero un dormitorio con vestidor no está limitado a viviendas de gran tamaño. Por ello muchas familias con viviendas medianas también están creando espacios para el vestidor.

Si tienes poco espacio en casa aquí te vamos a explicar cómo aprovechar los espacios de tu hogar para tener un armario vestidor en tu habitación como siempre has deseado.

Elección de ubicación

Aprovechar bien los espacios es fundamental para poder crear un vestidor en tu propia habitación. Lo habitual es que los vestidores tengan una forma distribuida en “U» o en “L» por tratarse de la mejor forma de aprovechar el espacio. Por ello, cuando pienses en crear un vestidor en tu habitación, debes tener en cuenta esta forma de distribución del espacio.

Del mismo modo también debes analizar las propias características de tu habitación antes de elegir la ubicación del vestidor. Lo ideal para vestidores pequeños es aprovechar una esquina de la habitación para evitar que esté en desuso y así tener la oportunidad de aprovecharla. Para quienes deseen una habitación con vestidor y baño porque tengan más disponibilidad de espacio pueden tener una mayor libertad para elegir la ubicación de cada espacio.

Distribución del espacio

La distribución del espacio dentro del vestidor también es muy importante para crear un vestidor que tenga la capacidad para albergar todas tus prendas y accesorios. En cuanto al tamaño para que una persona pueda entrar y salir con comodidad. Lo ideal es dejar entre 80 y 90 centímetros libres entre un lado y otro del vestidor para movernos con soltura.

Por tanto, a estos 80 o 90 centímetros debes añadir el tamaño de ambos laterales para tener un cálculo aproximado del tamaño total de ancho que va a tener el vestidor. En la parte alta del vestidor, los altillos, lo ideal es dejar unos 50 cm de tamaño. Así entrarán maletas, cajas y otros elementos de mayor que no usamos cada día.

En la zona central del vestidor debemos dejar espacio para colocar la ropa que usamos en el día a día. Lo recomendable es que la longitud sea la suficiente como para poder poner la ropa colgada y planchada sin que se arrugue. Para las prendas más pequeñas vas a necesitar algunos cajones o baldas en las que incluir accesorios, corbatas y ropa interior de manera organizada.

En último lugar también tienes que decidir la distribución del espacio para el calzado. Debes crear un espacio con un fondo de 35 a 40 cm y colocarlo en la parte inferior del vestidor. Puedes optar por bandejas extraíbles o por un zapatero al uso que se abre y tiene diferentes baldas en la que colocar los zapatos.

Vestidor a medida: la solución idónea

Tanto para elegir la ubicación del vestidor en el interior de la habitación como para elegir la distribución del espacio dentro del propio vestidor lo mejor es optar por la creación de un vestidor a medida de la mano de auténticos profesionales. Solo de esta forma vas a conseguir un vestidor en tu dormitorio que aproveche al máximo cada centímetro de espacio y que se adapte al 100% al espacio disponible.

Crear un vestidor a medida con el asesoramiento de un profesional con experiencia te ayuda a evitar errores de quien nunca antes ha tenido que diseñarlo. Estos profesionales cuentan con la experiencia suficiente como para saber qué ubicación es la más idónea dentro de la habitación del cliente y el tamaño que sería más adecuado para el vestidor, al igual que sabe crear un vestidor con una distribución de espacio en la que se aprovecha todo el espacio disponible.

¿Qué materiales utilizar para crear un vestidor a medida?

Si tienes previsto aprovechar ese espacio infrautilizado de tu habitación para crear un vestidor también tendrás que plantearte qué materiales deseas que estén presentes en el mismo. Puedes optar por la madera, uno de los más habituales, ya que ofrece un aspecto cuidado y elegante y se pueden elegir entre maderas de diferentes calidades y colores para crear un vestidor adaptado a tus gustos y preferencias.

En los vestidores también pueden estar presentes otros materiales como el PVC o el DM e incluso obras como tal dependiendo del tipo de vestidor que decidas crear. Los vestidores hechos a medida aportan orden y diseño a nuestro hogar y te permiten disponer de un espacio propio en el que clasificar y organizar tus prendas y accesorios para vestir con comodidad para tus diferentes ocasiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Archivos