Armarios para personas con discapacidad: creando una habitación accesible

No podemos afirmar con seguridad cuál será nuestro futuro en la vida, qué aspecto tendremos, qué obstáculos enfrentaremos, qué cambiará o que permanecerá exactamente igual. Las discapacidades, de todo tipo, vienen con nosotros al nacer o aparecen más tarde; imposibles de prevenir, suponen un reto adaptarnos a ellas y que nuestro entorno tanto social, como físico, haga lo mismo.

El mundo que habitamos tiene por delante un largo camino por recorrer en cuestiones de accesibilidad, fabricado por defecto funcional sólo para la mayoría, necesita nuevos puntos de vista flexibles que liberen los espacios y contemplen nuevas formas de incluir a toda persona que lo necesite.

La habitación y el derecho a la intimidad son para muchas personas nuevos campos a conquistar. En la esfera personal, esto se consigue mediante la adaptación del espacio y el uso de muebles accesibles. La introducción de armarios a medida para personas con discapacidad puede suponer un cambio radical muy positivo, aumentando de forma significativa la autonomía, la confianza y la autoimagen.

Usuario de silla de ruedas trabaja desde casa en un hogar accesible.
Persona usuaria de silla de ruedas trabaja desde casa en un hogar accesible.

¿Qué hace una habitación accesible?

No solo son los muebles los que hacen una habitación accesible. Hay que ponerse en todo momento en el lugar de una persona con discapacidad, esto nos hará ver qué elementos son problemáticos, obstáculos o impedimentos totales. También es útil escuchar directamente a personas con discapacidad que denuncian activamente estas dificultades. 

En el caso de usuarios de silla de ruedas, es lógico pensar que todos los elementos deben estar al alcance de la mano, como mesas, enchufes o interruptores de la luz. La cama debe estar algo más alta que las camas normales (se recomiendan 50 cm), esto facilita pasar de la cama a la silla y viceversa. El escritorio debe ser lo suficientemente alto y ancho como para que quepa la silla por debajo.

Persona con discapacidad motriz alcanza su silla de ruedas desde la cama.
Persona sentada en una cama alcanza su silla de ruedas.

Otro aspecto es la movilidad, es necesario contar con pasillos amplios, espacio a ambos lados de la cama, y un punto dónde sea posible realizar un giro completo con la silla de ruedas sin chocar con nada.

El suelo no debe olvidarse, debe ser antideslizante para evitar caídas, esquivando en la medida de lo posible el uso de moquetas o alfombras, pues dificultan el movimiento en silla de ruedas, con andadores o a las grúas de ayuda técnica.

En el caso de discapacidad visual o problemas de vista, se recomienda huir de una habitación completamente monocromática, esto es, todo de un solo color, como blanco o negro. Puede ser elegante pero también puede convertir objetos y muebles en partes indistinguibles del entorno. Para esquivar este problema, combina muebles, decoración y objetos de colores que contrasten.

Armarios para personas con discapacidad, imprescindibles para completar una habitación accesible

Dependiendo de la persona y sus características, se puede necesitar un tipo de mueble u otro, como una cama adaptada o mesas auxiliares, pero, de forma general, un armario para personas con discapacidad es un mueble indispensable, especialmente en el caso de la discapacidad motriz o baja estatura.

Pero… ¿Qué diferencia un armario para personas con discapacidad motriz de uno no adaptado? Pues bien podrían usarse indistintamente, pero, la realidad, es que cuentan con una serie de particularidades que lo hacen más cómodo y usable para este grupo social.

Persona usando un armario para personas con discapacidad.
Persona alcanza con su brazo un armario para personas con discapacidad motriz.

Componentes de los armario para personas con discapacidad

  1. Deben tener puertas correderas en vez de puertas abatibles. Las puertas abatibles requieren un espacio adicional obligando a quien lo abra a apartarse para poder acceder al interior del armario mientras que las correderas pueden deslizarse con la mano sin mayores movimientos.
  2. Las barras para colgar la ropa, estarán a una altura adecuada, o podrán ser extraíbles, de manera que sea sencillo sacar o meter ropa. Las perchas de mango largo son además, una excelente idea para permitirnos colgar la ropa sin que esta toque el suelo.
  3. A todo el mundo le gusta verse de cuerpo entero, un espejo que llegue hasta el suelo es asimismo accesible porque permite a usuarios de silla de ruedas verse al completo a diferencia de uno más pequeño a media altura que apenas les llegue a ver la cara.
  4. Es esencial que cuente con espacios libres de almohadas, cajas de almacenamiento u otros objetos que obstaculicen el acceso a la ropa o calzado.
Persona en silla de ruedas cuelga ropa en su armario para personas con discapacidad.
Una persona en silla de ruedas cuelga ropa en la barra de un armario para personas con discapacidad. Fuente: Decoratrix.com.

Cómo conseguir un armario a medida en Granada

En Timber, valoramos profundamente nuestro compromiso con la accesibilidad. Realizamos armarios a medida para personas con discapacidad motriz con un objetivo claro: que la tarea de empezar el día, organizarse y finalmente, vestirse, sea una actividad placentera y no una lucha indeseable.

Contamos con todo tipo de módulos, accesorios y complementos para convertir tu armario o vestidor en un espacio que se adapte a ti a la perfección. 

Y por si fuera poco, personalizamos todo a tu gusto, porque un armario accesible no significa un armario sin estilo. Maderas de haya, caoba, o pino entre otras, con distintos acabados metalizados, así como pintura y barniz de calidad.
Por último, si necesitas mayor seguridad, puedes previsualizar cómo quedará en tu habitación, cambiar su distribución y acabados por completo, hasta que tu armario a medida sea fiel a tus ideas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Archivos