Soluciones para acabar con el olor a humedad de los armarios

Abrir las puertas del armario para coger esa prenda que tanto te gusta y encontrarte un aroma agradable es todo un placer. Las fragancias de la ropa limpia o del propio suavizante son las únicas que debería impregnar un armario. Pero esto no siempre es así, sabemos que son más las veces en las que, al abrir el armario, lo que sale es un olor desagradable. Nos referimos a ese olor a humedad de los armarios que deseas eliminar para siempre.

¿Por qué se genera este desagradable aroma? Los armarios no dejan de ser espacios que se mantienen la mayor parte del tiempo cerrados sin recibir mucha ventilación. Además, algunos armarios las hacen también de zapatero y terminamos mezclando ropa limpia con zapatos usados. Las prendas de otra temporada, que pasamos tiempo sin usar, también adoptan un aroma rancio. Estas son sólo algunos de los motivos por los que se generan malos olores en el armario.

Si quieres terminar de una vez por todas con el olor a humedad de los armarios, desde Timber tenemos algunos consejos para ti. Desde prácticas que deberás incorporar en tu rutina de limpieza hasta ambientadores que puedes hacer tú mismo. No te pierdas estos tips para lograr que tu armario siempre huela maravillosamente bien.

1. Limpia el armario con agua con limón o con vinagre

La mejor forma de asegurarte de que tu armario va a dejar de oler a cerrado es limpiarlo en profundidad. Así que saca toda la ropa, zapatos, abrigos y demás para dejarlo completamente vacío. Una buena idea es aprovechar para seleccionar y sacar del armario aquello que definitivamente no utilizas. Mezcla en un recipiente agua y el zumo de un limón. Si no tienes un limón a mano, puedes poner en el agua un vaso de vinagre.

Con la ayuda de un paño, limpia bien todo el interior del armario. Este limpiador natural tiene un alto poder desinfectante y dejará un agradable olor. No olvides dejar que se seque el armario antes de colocar algo en su interior. Puedes repetir esto de forma periódica para asegurarte de que los malos olores no se adueñan del armario. Un consejo, aprovecha los cambios de armario para hacer esta limpieza.

2. Ventila los armarios y también tu ropa

Ventilar las diferentes estancias de nuestra casa es algo que hacemos prácticamente a diario. Pero ¿Cuántas veces ventilas tus armarios? Igual que ventilamos nuestro hogar, puedes desplegar de vez en cuando las puertas de los armarios cuando abrimos las ventanas. De esta forma dejaremos que el aire fluya también dentro de nuestros armarios para evitar ese aroma desagradable a cerrado.

Lo mismo sucede con la ropa ¿Qué sueles hacer con esas prendas que te has puesto un par de veces pero no has ensuciado? Doblarlas y devolverlas al armario no es lo mejor si quieres evitar que el mal olor se cuele en este mueble. Lo más adecuado es que ventiles estas prendas antes de guardarlas. Lo mismo puedes hacer con bufandas, bolsos y zapatos.

3. Crea tus propios ambientadores caseros para armarios

En el mercado podrás encontrar ambientadores para armarios. Esto puede ser útil para camuflar los malos olores que puedan generarse dentro del armario, pero os proponemos algunas soluciones más caseras. La primera idea nos llega directa de nuestras abuelas. Y es que ellas ya introducían una pastilla de jabón entre la ropa al colocar el armario. Si eres exquisito para los olores, puedes utilizar tu misma colonia o con unas gotas de aceites esenciales para elaborar un ambientador casero. Coge un poco de algodón y haz unas bolas pequeñas, empápalas y ponlas en los rincones de tu armario.

Si eres fan de las manualidades te proponemos crear unos saquitos para introducir hierbas aromáticas. Escoge una pieza de tela, corta un rectángulo y cose dos de sus lados. Sobre la hierba que puedes elegir, escoge la que más te guste. Algunas sugerencias son tomillo, lavanda o romero ¡Una cosa importante! Cuando haya perdido sus propiedades, no olvides retirarlo. Retira también esos ambientadores que compres cuando se haya terminado su efecto.

4. Elementos naturales para absorber el olor a humedad de los armarios

Los ambientadores son útiles para generar aromas envolventes, pero si lo que quieres es terminar con la humedad y con el olor que supone, tenemos otras recomendaciones para ti. Hazte con un cuenco pequeño, llénalo de granos de café o de arroz y ponlo dentro del armario. Estos dos alimentos son unos estupendos para absorber de la humedad. Así, evitarás que las humedades aparezcan esos desagradables olores. También puedes crear aquí los saquitos de tela para meter el propio café o el arroz. Recuerda renovar el interior de vez en cuando.

5. Utiliza accesorios de almacenamiento transpirables

Las cajas de cartón o de plástico pueden ser unas buenas aliadas si queremos mantener organizado nuestro armario. Pero, antes de decidirte a personalizar las posibilidades de almacenamiento de tu mueble, elige bien. La opción perfecta serán las cestas o cajas hechas con materiales transpirables o que cuenten con agujeros de transpiración. Así evitarás que los olores se concentren y se impregnen más en el armario.

Con estos consejos, te aseguramos que lograrás eliminar el olor a humedad del armario. Así, cada vez que lo abras lo que saldrá será un agradable olor a limpio ¡Pruébalos y nos cuentas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Archivos