958447712 | 661329650 neptuno@timberarmarios.com

      Soluciones prácticas para sacarle el máximo provecho a tu vestidor

      Si estás pensando en diseñar tu vestidor y no tienes ni idea por dónde empezar, éste es tu artículo. No te preocupes si tu problema es que no tienes suficiente espacio, te daremos algunos trucos para aprovechar tu vestidor lo máximo posible, toma nota.

      Vamos a empezar por los cimientos, una vez que tengamos las medidas del tamaño de nuestro vestidor-closet, verás cual de las opciones que te damos se adaptar mejor a tu vestidor y las ventajas que aportan cada una de ellas:

       

      Estanterías:

      Es una de las opciones más útiles para tener nuestro vestidor organizado.

      Existen diferentes tipos de estanterías, con puertas, sin puertas, con separaciones iguales, o desiguales, con inclinación o sin ellas.

      Ventajas:

      • Las estanterías nos permiten colocar más artículos.
      • Ideal para vestidores estrechos, con la libertad de regular las estanterías a diferentes alturas adaptádola a nuestras necesidades.
      • Buena visibilidad, sobretodo para los más despistados.
      • Fácil de limpiar.

      Cajones:

      Sistema de almacenaje práctico y cómodo, dependiendo de la profundidad de los cajones puede tener múltiples funcionalidades.

      Ventajas:

      • Reducen suciedad.
      • Mejora la postura del calzado, evitando que no afecte al estado de conservación, como es el caso del calzado.
      • Sistema de rieles.

      Estanterías ocultas horizontales:

      Una opción perfecta para espacios pequeños en anchura.

      Ventajas:

      • Estanterías discretas e integradas.
      • Fácil mantenimiento
      • Ideal para espacios de tamaño reducido.

      Bandejas extraíbles y molduras para colgar:

      Las bandejas extraíbles es una de las mejores opciones para ver nuestros zapatos a simple vista, pero si eres una loca de los tacones uno de los mejores sistemas para ti es la estanterías de molduras para colgar.

      Ambas opciones son muy parecidas en las ventajas que ofrecen:

      • Visibilidad
      • Capacidad de almacenaje
      • Fácil de ubicar.

      Una vez que tenemos nuestro armario, ahora toca la parte más díficil…ORDENAR. Sabemos que es una tarea pesada y que, por mucho que nos encante el diseño de nuestro vestidor, sabemos que es una cosa que todos tenemos que hacer pero que a nadie le gusta.

      ¿Cómo organizar tu vestidor?

      Primer paso: Priorizar la ropa que utilicemos a diario

      Todos los vestidores cuentan con diferentes zonas para colocar la ropa, ahí está la clave. Debes colocar la ropa que utilices con más frecuencia en la zona más cómoda. Localiza en tu vestidor la zona central, ya que suele ser la zona más accesible y rápido de localizar.

      Piensa que es una forma de optimizar tu espacio, y sobretodo tu tiempo.

      Segundo paso: Vestidor nuevo, ropa nueva.

      Para tener un buen orden, es necesario deshacernos de la ropa y zapatos que no utilicemos. Todos hemos dicho frases como “lo guardo por si acaso…”, “volverá  a estar de moda” y la realidad es que nunca lo ponemos en práctica. Así que, si no sabes como deshacerte de este tipo de prendas, nuestro consejo es que te preguntes si te has puesto en los dos últimos años aquellas prendas etiquetadas con la categoría “por si acaso” y si no es así… next!

      Otra opción es donar tu ropa, ya sea a cualquier ONG que conozcas, mercadillo o dárselo a algún conocido.

      Tercer paso: Ordenar la ropa por temporada y temática.

      Este sistema es una forma fácil de ordenar y encontrar la ropa. Hay varias opciones de clasificar la ropa, por ejemplo: ropa de deporte, ropa del trabajo, ropa para el fin de semana u ordenar las prendas en función de su tipo, por pantalones, camisas, jerseys, abrigos…

      Cuarto paso: Ordenar por colores.

      No te convence la forma de ordenar que te hemos dado antes, bueno gustos colores y nunca mejor dicho. Puedes ordenar tu ropa por colores, es una forma fácil de identificar tus prendas.

      Quinto paso: Emplear la vesartilidad y racionalidad en nuestro armario.

      Para organizar tu vestidor de la forma más flexible, la mejor opción es instalar baldas móviles o barras, ya que se pueden cambiar la altura con mucha facilidad. Un ejemplo es un vestidor para niños, los niños van creciendo y con ellos su ropa. Lo mismo pasa si hablamos de un vestidor para adultos, la moda cambia y cada temporada impodrán unas necesidades, como puede ser colocar abrigos, botas o prendas de corte largo.

      Y por último y no menos importante, cuando hablamos de racionalidad no nos referimos a que ordenes la ropa por orden alfabético, pero un poco de lógica nunca viene mal. Un truco es colocar los conjuntos o trajes en la misma zona. En el caso de los trajes de chaqueta podemos colocar los complementos en el mismo espacio; camisa, corbata, cinturón. Además otra de las cosas que tenemos que tener en cuenta a la hora de organizar nuestro vestidor es las necesidades específicas de cada prenda, como las prendas de cuero o piel natural; teniendo en cuenta las recomendaciones de almacenaje del fabricante, y colocarlas en un espacio adecuado en el vestidor para evitar daños.

      Enviar comentario

      Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

      Uso de cookies

      Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

      Aviso de cookies